Cómo pintar un garaje

El garaje de una vivienda es un espacio multiusos, ya que no sólo sirve para aparcar un vehículo, en muchas ocasiones se utiliza como almacén, trastero y taller. Pero no por ello hay que descuidar su decoración y funcionalidad.

Una buena iluminación, combinada con una capa de pintura cubriente en la pared y un  pavimento continuo en el suelo, harán de nuestro garaje un cuarto mucho más confortable.

Hoy en día en el mercado hay una serie pinturas para suelo muy asequibles y que dejan el pavimento impecable. ¡Y sin poner suelo nuevo!

Si el pavimento está en mal estado requerirá una intervención previa, pero si está completamente limpio y sin fisuras o roturas, se podrá pintar sin tratar la superficie. Déjese  aconsejar por un profesional, el resultado vale la pena.

El primer paso será imprimar. Si el suelo es muy poroso servirá para que la pintura se adhiera mejor, pero incluso si no presenta poros, la imprimación puede hacer las veces de primera capa, ya que hay colores, dependerá del que elijamos, que cubren mucho y con una sola capa de pintura será suficiente.

Para un garaje recomendamos las pinturas epoxy  al agua de dos componentes. Presentan muy buena adherencia incluso en zonas con cierto grado de humedad; forman una película dura y resistente a la abrasión y evitan la aparición del polvo provocado por el desgaste de los pavimentos, como los de hormigón y cemento. Siempre en interiores. Pruébenlo, se quedarán gratamente sorprendidos.

 

pintar un parking

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *