Responsabilidad y sacrificio ante el coronavirus

Ya hemos entrado en la fase álgida de la crisis del coronavirus. Confinamiento para minimizar riesgos, pero sin paralizar en lo posible los suministros industriales y la producción.

En Pivema hemos reducido la jornada de trabajo y aplicamos desde hace días el protocolo para evitar nuevos contagios.

Será difícil superar este período pero como es una cuestión que afecta a toda la sociedad, nos corresponde ser responsables y sacrificarnos un poquito todos para el bien común.

Y cuando acabe el confinamiento, ser muy solidarios con los que han tenido que cerrar durante días sus  negocios. Compremos más que nunca productos de proximidad, vayamos a la peluquería, llenemos los bares y restaurantes y sobre todo salvemos los comercios de nuestros barrios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *