Pivema, al servicio del cliente en verano

Todos esperamos que lleguen las ansiadas vacaciones para descansar, para viajar, para hacer cosas diferentes… En definitiva, para cambiar nuestro día a día.

Con niños o sin ellos, la finalización del curso escolar marca el inicio del verano. Se acaba la rutina, se dejan para septiembre los cursos, el deporte, las obligaciones…

Pero cuando todo parece ralentizarse para disfrutar del verano, a los fabricantes de pinturas se nos acumula el trabajo.

¿Cuándo te vas? ¿Cuándo empiezas?

Esas preguntas en nuestro sector quedan muy lejos porque muchas veces dependemos del cierre de otras empresas para que nuestros clientes puedan entrar a realizar trabajos de mantenimiento, con presupuestos cerrados a última hora y la necesidad de una pintura concreta encargada deprisa y corriendo.

Así funcionamos, sería el titular, dando servicio hasta última hora para que no se paralice la cadena de servicio. Lo sabemos cada año y bienvenidos sean los pedidos al límite, pero no por ello llegar hasta mediados de agosto resulta un poco agotador.

¡Felices vacaciones a todos!

Pivema, al servicio del cliente en verano