El secado de la pintura

Es de sobras conocido que cualquier superficie tiene que estar saneada y limpia antes de ser pintada, pero también es muy importante el secado, ya que al pasar de líquida a sólida debe formar una película uniforme que embellezca y proteja.

Hoy en día, dada la creciente preocupación por el medio ambiente, se están imponiendo las pinturas al agua porque al evaporarse emiten a la atmósfera agua o vapor de agua. La resina está en dispersión acuosa y cuando el agua se va evaporando, las partículas de resina se van uniendo formando una película continua. Es el caso de las pinturas acrílicas y vinílicas, usadas mayoritariamente en paredes y techos.

En el caso de pinturas al disolvente, el proceso es el mismo pero se liberan partículas más nocivas para el medio ambiente, de ahí que las novedades tecnológicas estén orientadas a pinturas ecológicas.

Esta sería una explicación simple del secado físico de la pintura; hay otros tipos, algunos muy sofisticados, que precisan de secantes, aceleradores, endurecedores y máquinas industriales para conseguir acabados rápidos y especiales. Pero eso, es territorio de profesionales.

Pivema, al servicio del cliente en verano

Todos esperamos que lleguen las ansiadas vacaciones para descansar, para viajar, para hacer cosas diferentes… En definitiva, para cambiar nuestro día a día.

Con niños o sin ellos, la finalización del curso escolar marca el inicio del verano. Se acaba la rutina, se dejan para septiembre los cursos, el deporte, las obligaciones…

Pero cuando todo parece ralentizarse para disfrutar del verano, a los fabricantes de pinturas se nos acumula el trabajo.

¿Cuándo te vas? ¿Cuándo empiezas?

Esas preguntas en nuestro sector quedan muy lejos porque muchas veces dependemos del cierre de otras empresas para que nuestros clientes puedan entrar a realizar trabajos de mantenimiento, con presupuestos cerrados a última hora y la necesidad de una pintura concreta encargada deprisa y corriendo.

Así funcionamos, sería el titular, dando servicio hasta última hora para que no se paralice la cadena de servicio. Lo sabemos cada año y bienvenidos sean los pedidos al límite, pero no por ello llegar hasta mediados de agosto resulta un poco agotador.

¡Felices vacaciones a todos!

Pivema, al servicio del cliente en verano